Servicios sanitarios

Gracias a nuestros profesionales y metodología de trabajo, estamos capacitados para realizar un óptimo e inmediato diagnóstico de cada paciente.

Siempre un paso por delante en la atención personalizada.

Sistema y metodología de trabajo

La acción sociosanitaria se fundamenta en la atención individual de cada residente, el cual es valorado periódicamente por un equipo de especialistas.

Experiencia
  • Sobre la base de una valoración personalizada inicial de cada residente se realiza, por parte del equipo sanitario, el plan de atención y cuidados, donde se establecen las necesidades del residente con sus correspondientes programas de intervención y que son revisados regularmente en función de la evolución de su situación.

Tipos de atención especializada

Las cinco tipologías básicas de estancias en los Centros Larrañaga parten de las diferentes patologías que presentan los residentes teniendo unos objetivos concretos, dependiendo de si son largas estancias, temporales, cuidados especiales o paliativos.

Experiencia
  • Estancias temporales

    Enfocadas a residentes que presentan una incapacidad reversible tras sufrir ACV, fracturas óseas u otro tipo de enfermedad teniendo como objetivo la rehabilitación y su recuperación en el menor tiempo posible.

  • Largas estancias

    Destinadas a residentes mayores con pérdida de autonomía y en situación de dependencia para la realización de las actividades básicas de la vida diaria. El objetivo que se persigue consiste en facilitar la mejor calidad de vida posible y prevenir hospitalizaciones.

  • Estancias cuidados especiales

    Para las personas mayores con un elevado grado de dependencia que precisan de permanentes cuidados sanitarios persiguiendo el mismo objetivo que en el caso anterior.

  • Estancias cuidados paliativos

    Focalizadas en aquellas personas mayores con enfermedades oncológicas en grados terminales facilitando el adecuado apoyo y cuidado tanto al residente como a los familiares.

  • Estancias enfermedad de Alzheimer

    Orientadas a residentes con distintos grados de deterioro cognitivo, de moderado a severo y con alteraciones de la conducta con el fin de retrasar el avance de la incapacidad.

Programas desarrollados

Partiendo de la valoración individualizada se definen los correspondientes programas recomendados para el residente de adaptación e integración, atención a la demencia y rehabilitación funcional.

Experiencia
  • Programa de adaptación e integración del residente

    Consiste en el adecuado apoyo durante los primeros días del ingreso para favorecer la adaptación al nuevo entorno mediante distintas actuaciones y pautas que faciliten la integración dentro de la comunidad del centro.

  • Programa de atención a la demencia y enfermedad de Alzheimer

    A través de la terapia ocupacional y la participación en las actividades que facilitan la estimulación cognitiva, se pretende favorecer el retraso del deterioro y avance de la incapacidad.

  • Programa de rehabilitación funcional

    Además de la rehabilitación funcional específica realizada por el fisoterapeuta para la recuperación tras sufrir ACV o fracturas, se trabaja en la reeducación en las actividades de la vida diaria.

  • Programa de actividades terapéuticas funcionales

    Trabaja mediante tablas de ejercicios la mejora de la psicomotricidad.

  • Programa de actividades terapéuticas cognitivas

    Basadas en la orientación a la realidad y la psicoestimulación.

  • Programa de actividades terapéuticas sociales

    Grupos de conversación, musicoterapia, ludoterapia, y ergoterapia.